Pastillas de la felicidad

Esto es un vendedor ambulante, anunciando……..
– ¡Pastillas de la felicidad!…….vendo!!!pastillas de la felicidad !!!
Va uno y las compra……al poco vuelve y le dice al vendedor:
-Oiga…..¡Pero si son aspirinas!
Y el vendedor le contesta:
– Si, pero si las compra, a mí me hace muy feliz.