Intolerante a la lactosa

– Hija, ¿por qué suspendiste tanto? – Porque soy intolerante a la lactosa – ¿Y? – No leche ganas JAJÁ ¡NO MAMÁ, CON LA SILLA NO!

La primera pareja de la historia

Adán y Eva paseaban por el paraíso.Y Eva pregunta: – Adán, ¿Me amas? Y Adán refunfuñando: – ¿Tengo otra alternativa?

Jefe despota

Un funcionario está hablando con otro: – Pues nuestro jefe es un tirano, nos hace trabajar por diez – ¿Y cuántos sois en vuestro departamento? – Veinticinco

Te gustan los bebés

– Amor, te gustan los bebés? -Awwww! ¡Me encantan! -Que bueno porque se me rompio el condon!

El jefe ha muerto

DE EMPLEADO A EMPLEADO: – ¿Ya sabes que el jefe se ha muerto? – Sí, pero quisiera saber quien fue el que falleció con él. – ¿Por qué lo dices? – ¿No leíste la esquela que puso la empresa…. “…y con él se fue un gran trabajador…”

Practicas surf?

-Oye hijo ¿Praticas surf? -No -¿Y esa tabla? – ¡Papa! Deja ya a mi novia en paz

Preselección paternalista

Una joven le presentó su último novio a su papá, y éste conversó largamente con el chico. Cuando el chico se va de la casa le dice el padre a su hija: – Es un excelente muchacho, hija. Merece una buena mujer. Te recomiendo que te cases con él antes de que la encuentre…

Jaimito y la propiedad conmutativa

– Jaimito ¿Cuánto es 4×5? – 20 profe. – Muy bien, ¿Y 5×4? – Hmm no lo sé profe, usted solo mando a estudiar hasta la tabla del 4. – Pero es lo mismo Jaimito. – No, no es lo mismo Profe, Si usted come pollo, ¿Qué Caga? – Pues claro que Mierda, Jaimito –Seguir leyendo

Leperos en el camino

Dos leperos se encuentran en un camino. Uno llevaba una bolsa al hombro. – ¿Qué tienes en la bolsa?, dice el otro. – Pollos, responde el primero – Si acierto cuantos llevas ¿puedo quedarme con uno? – Si aciertas puedes quedarte con los dos. – Bueno, pues … ¡cinco!

Las focas del circo

– ¿Por qué las focas del circo miran siempre hacia arriba? – Porque es donde están los focos.

Cuidado con el camarero

Un hombre entra en un bar y pide una docena de gambas y una caña de cerveza. El camarero al servírselas, en lugar de dejarlas en la mesa, se las tira y el hombre enfadado le dice: – ¡Coño…eso también lo se hacer yo!. y el camarero le responde…. – ¡¡¡Claro, después de verme aSeguir leyendo

La caida de la abuela

– Mamá, mamá, ¡la abuela se ha caído al suelo! – ¿Y tú la has ayudado? – No, que va, se ha caído ella sola.