Octogenarios

Estos son dos ancianos hablando, y de repente uno le pregunta al otro:
– ¿Cuántos años tienes?
Y le contesta:
– Ochenta y pico
Entonces el otro le dice:
– Pues yo tengo ochenta y tres y no pico entre horas.