Conversación íntima

De madrugada, un hombre de 80 años se despierta y va al cuarto de baño. Mientras orina, mira fijamente a su pene y le dice: – Te das cuenta cabroncete? Cuando tú lo necesitas, yo sí me levanto.