Mujeres del mal

-Señor cura, ¿aquí apartan las mujeres del mal?
-Si, hijo mío.
-Pues apárteme dos para el sábado por la noche.