Mi marido es un bombón

– Mi marido es un bombón.
– ¿Es lindo?
– No, es redondo y lleno de licor.