Azafata, un whisky

-Azafata, ¿me pone un whisky? -Lo siento, señor, vamos a tomar tierra. -El resto del pasaje que tome lo que quiera. Yo prefiero un whisky.

Sexo en el hospital

Cuatro enfermeras se reúnen en la cafetería del Hospital despuésde haber pasado una noche de sexo en el mismo, y se ponen a comentar: – El médico con que me acosté anoche creo que era un anestesista. – ¿Por qué?Preguntan las otras – Porque no sentí nada, pero nada de nada – Pues yo debíSeguir leyendo

De dónde viene

Un borracho que llega a casa y su mujer le dice: – ¿De dónde viene Pepe? Y el borracho responde: – ¿De dónde viene Pepe… de dónde va a venir Pepe?, pues de José.

El cabo

Un soldado le dice a su cabo: – Señor, no cabo en la trinchera. – No se dice “cabo”, se dice “quepo”, soldado – Sí, mi quepo

¿Doctor?

– Doctor, doctor, ¿qué tal ha salido la operación? – ¡Pero qué doctor ni que ocho cuartos! ¡Mire Ud. yo soy San Pedro!

Viaje a Cuba

Una señora se va sin su esposo a un Congreso a Cuba. Cuando llega al hotel de La Habana encuentra en su habitación a un negro de dos metros desnudo con unos atributos que quitan el sentido. Hacen el amor una y otra vez hasta que amanece… ella le pregunta: – Mi amor ¿cómo teSeguir leyendo

Animales de lucha

Un hombre rico pasea por el parque con sus dos perros dóberman que le han costado una millonada y que están superentrenados para pelear con otros perros. De pronto ve a un vagabundo despeinado con un perro pulgoso y maloliente, para reirse de él le reta: – Te hecho una pelea un solo perro míoSeguir leyendo

A la tercera va la vencida

La esposa despierta al marido en la madrugada: – Cielo, se ha metido un hombre en la cama y me ha hecho el amor! – ¿Y por qué no has gritado antes, DESGRACIADA? – Porque creí que eras tú, pero cuando íbamos por la tercera vez empecé a dudarlo.

Huele a cebolla

Dos amigas: – Rosa, ya no se que hacer, ningún tío se quiere acostar conmigo porque me huele el coño a cebolla. Y su amiga le contesta: – No te preocupes yo tengo un amigo que no tiene olfato y no tendrás problemas. Entonces se van a la cama y el tío le dice: –Seguir leyendo

Un corte de pelo peculiar

Robenito Grasso era un tipo muy simpático. Una tarde entró sonriendo en la peluquería y le dijo al encargado. – Quiero que me haga un corte de pelo de la siguiente forma: del lado derecho, me deja el pelo a ¡a mitad de la oreja. Del lado izquierdo, me recorta bastante para que se meSeguir leyendo

Las hermanitas

Una señora le dice a un solterón empedernido: – Pero usted ¿no piensa casarse?. – ¿Para que?, si tengo dos hermanas que me miman, me quieren y me dan todos los caprichos. – Ya pero sus hermanas no pueden darle lo que puede darle una mujer. – Y ¿quién le ha dicho que eran hermanasSeguir leyendo