Genio de los negocios

Un hombre le pregunta al dueño del hotel:
– No lo entiendo ¿por qué en verano cobras menos por noche que en invierno?
– Claro es muy sencillo, ¿no ves que en el verano las noches son más cortas?