EL AUTOBUS

UN BORRACHO SE SUBE EN UN AUTOBUS

en el cual hay un cura sentado. Al ver al borracho le dice:

-Hijo mio, vas directo al infierno.

  • Mierda, ya me he vuelto a equivocar de autobus.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.