Pastillas para los nervios

Llega un hombre a una farmacia y le pregunta al farmacéutico: – ¿Tiene pastillas para los nervios? – Si -¡Pues tómese dos que esto es un atraco!