Como si fuera un perro

– Dígame, ¿cuál es el motivo por el que quiere divorciarse de su esposo? – Mi marido me trata como si fuera un perro. – ¿La maltrata, le pega? – No, quiere que le sea fiel…

Una ballena

Había un tipo gritando en la playa como un loco: – ¡Una ballena, una BALLENA! Se acercan todos los bañistas corriendo. Después vienen los policías y preguntan: – ¿Dónde está la ballena? El hombre responde: – No, no señor, es que se me han caído dos botellas de cerveza al mar y una VA LLENA.

Elefantes y pianos

– ¿Sabias que se utilizan seis mil elefantes cada año para hacer teclas de pianos? – Es increíble. Los elefantes se pueden amaestrar para que hagan de todo, ¿eh?

Hora extraña

– ¿Qué hora tienes? – ¡Las diez menos diez! – Entonces no tienes nada.

Estantería asesina

– —A tu mujer y tu hija se les ha caído una estantería y están aplastadas y muertas. —- ¡¿ESTÁN QUE?! —- Estantería tío, lo de los libros.

No puedo entrar

El marido llega al portal de su casa totalmente borracho y empieza a gritar: -Mariiiiia, Mariiiia! La mujer se asoma a la ventana y dice: -Ya vienes otro día borracho y quieres que te eche la llave. -No, no, si hoy la llave la tengo, mejor tírame la cerradura, que no la encuentro.

La pizza triste

Esta es una pizza en un cementerio que llora. Va otra pizza y le pregunta: -¿Es familiar? Y la que llora dice: -No,es mediana.

Whisky doble

Un hombre entre en un Bar, se sienta y pide: – Un whisky doble!!! Aunque con lo que tengo… no debería pedir eso. – ¿Y qué tiene usted? – Veinte céntimos

El hombre invisible

1er. Acto, el hombre invisible atrapa a un ladron. 2do. Acto, el hombre invisible atrapa a un asesino. 3er. Acto, el hombre invisible atrapa a un violador. ¿Como se llama la obra? Justicia con transparencia

Flechas de amor

Un chico en una discoteca, simulando que lanza flechas a varias chicas. Una ve como le lanza una. Ella le mira, sonrie y se acerca interesada. – Hola. – Hola – Responde él – He visto que me lanzabas una flecha. ¿Eres Cupido lanzando flechas de amor? – ¡No! ¡¡¡Soy Legolas matando Orcos!!!

De espaldas en el tren

Un hombre baja del tren con el rostro verde. Un amigo le pregunta qué le ha pasado. – Me he mareado, responde el viajero. Me pongo malísimo cuando viajo de espaldas a la locomotora. – Pero ¿por qué no le has pedido al viajero sentado enfrente que te cambiase el sitio?. La gente siempre seSeguir leyendo

Prohibido beber

– Manolo!!! -grita el jefe de sección- acaso no sabes que esta prohibido beber durante el trabajo!! – No se preocupe jefe, no estoy trabajando.