Dios me salvará

Resulta que hay unas inundaciones y un hombre se queda en lo alto de un campanario totalmente aislado. Pasa toda la mañana y por la tarde llega una barca: – ¡Oooigaaa! suba que le llevamos. – Noooo graciaaaas, tengo fé en Dios y seguro que él me salvará. – ¿Está seguro? – Siiii, sigan queSeguir leyendo